Teatro de la muerte y otros ensayos (1944-1986)

de Tadeusz Kantor

 

I.S.B.N: 97884-84285632

Páginas: 304

Precio: $810,00

Formato: 21 cm. x 14 cm.

Editorial: Alba

Año: 2010

 

Artista polifacético, figura crucial de la vanguardia del siglo XX, Tadeusz Kantor (1915-1990) fue un profundo renovador del teatro y sus montajes inspiraron a dramaturgos y directores de escena de todo el mundo. En Teatro de la muerte y otros ensayos (1944-1986) se reúnen los siete textos principales de su producción ensayística, desde los tiempos en que montaba clandestinamente obras en casas de amigos en la Cracovia ocupada por los nazis, hasta las "Lecciones milanesas", pronunciadas ante un público de estudiantes en 1986. Kántor describe aquí su concepción del arte y el teatro, su forma de trabajar y sus recursos para tratar el drama, el espacio y a los actores. También traza una historia personal de las vanguardias del siglo XX –de la abstracción y el constructivismo hasta el arte informal y el happening– de las que se considera heredero, pero siempre con la conciencia de que hasta lo más revolucionario se convierte con el tiempo en manierismo, estructura fósil y bien de consumo. La "desintegración de la ilusión" y la lucha contra el naturalismo son para él "la única oportunidad de reencontrarse con la REALIDAD" y de crear un teatro autónomo en el que drama, actores y espectadores se nivelen a fin de que "todo aquello que sucede sobre las tablas de un escenario sea un acontecimiento".

A Buenos Aires llegaron de manera constante hasta 1930, contingentes de inmigrantes que ocupaban su tiempo libre en las funciones de teatro. El Casino, el Empire, el Nuevo y otros teatros, presentaban regularmente a compañías extranjeras dedicadas a la “música negra”, de modo que se podían escuchar ritmos próximos al ragtime primero y al jazz más tarde.
Esta investigación surgió luego de que el autor participara del Festival TAP in RIO (Brasil). Allí fue permanentemente consultado sobre los orígenes de esta actividad en la Argentina, sobre las huellas que ha dejado esta forma de danza y las semillas que ha sembrado y sigue sembrando en nuestro país.
El libro cuenta, además, con el testimonio de algunos de los más destacados maestros de tap de nuestro país, como Alberto Agüero, Elizabeth de Chapeaurouge y Bebe Labougle.