Teatro comunitario argentino
de Catalinas Sur, El teatral / Circuito Cultural Barracas, Patricios Unidos de Pie y El Bermejo


I.S.B.N.: 978-987-24940-1-8
Páginas: 144
Precio: $150,00

Hace un cuarto de siglo, lentamente, el teatro comunitario comenzó a gestarse en La Boca y en 2001 –al mismo tiempo de que la Argentina estallaba en pedazos– se multiplicó y se expandió de manera exponencial para desafiar y marchar a contrapelo de los valores dominantes de la época: se propone reconstituir tejidos sociales en un país que está fragmentado y que exalta el individualismo; revaloriza el propio territorio y la identidad en medio de una globalización homogeneizante; fomenta la comunicación cuerpo a cuerpo mientras el entorno impone la virtualidad en las relaciones interpersonales. Al mismo tiempo que buena parte de los argentinos se blinda en sus casas con rejas, alarmas y guardias de seguridad, estos novedosos grupos teatrales apuestan a la reapropiación del espacio público, al convertir calles y plazas en sus principales escenarios. En tiempo de grandes crisis y soledades inmensas, retoman un viejo quitapenas: juntarse a celebrar.
Las agrupaciones de teatro comunitario se autogestionan, generan buena parte de sus recursos y evitan alianzas con estructuras partidarias, religiosas o sindicales. En este libro, por primera vez se publican sus guiones.

Catalinas Sur
El Grupo de teatro comunitario Catalinas Sur nació en 1983. Su primera actividadfue una fiesta barrial con choriceada. Montó más de 15 obras teatrales, engordó su elenco hasta superar las 300 personas, inauguró su propia sala teatral, paseó su experiencia por todo el país y también por el exterior, sembró la semilla para que nacieran tres decenas de organizaciones similares y fundó una Red Nacional de Teatro Comunitario y otra Latinoamericana de Arte y Transformación Social. Recibió más de una decena de premios y reconocimientos –algunos que destacan su producción artística y otros que resaltan su labor social– otorgados tanto por el establishment cultural como por instituciones que trabajan con el Tercer Sector, ése que representa a las organizaciones no gubernamentales.

El Teatral, del Circuito Cultural Barracas
El Teatral, del Circuito Cultural Barracas, surgió en 1996, cuando –inspirados en la experiencia de Catalinas Sur– el grupo de teatro callejero Los Calandracas decidió abandonar sus espectáculos itinerantes para fijar raíces en Barracas y comenzar a trabajar con los habitantes del barrio. Integrado por más de 250 vecinos ha realizado Los chicos del cordel, El casamiento de Anita y Mirko y Zurcido a mano. Su murga, Los Descontrolados de Barracas, presentó Fierita en Buenos Aires, Barrio Sur y Flora y fauna del Riachuelo.

Patricios Unido de Pie
Patricios Unido de Pie, integrado por 30 vecinos actores que ensayan en una estación de ferrocarril en desuso, nació en 2002, en el pueblo de Patricios, provincia de Buenos Aires. Su primera obra, Nuestros Recuerdos, se estrenó en marzo de 2003. Parte de su segundo espectáculo, de nombre provisorio Luchas, ya se exhibió en la Ciudad de Buenos Aires y en 9 de Julio.

El Bermejo
El grupo de teatro comunitario El Bermejo nació en 2006 en el Departamento de Guaymallén, provincia de Mendoza. Integrado por 45 personas, ya realizó las obras Un Lugar y Ladrillos de Coraje, que revive el proceso de recuperación de la fábrica Cerámica Cuyo por parte de sus trabajadores.

Diego Rosemberg (1969).
Es periodista, investigador y docente universitario. Trabajó –entre otros medios– en el diario Clarín y en las revistas La Maga, Tres puntos y TXT. Fue entrevistador de la Survivors of the Shoah Visual History Foundation, presidida por Steven Spielberg, y es coautor de los libros La historieta argentina. Una historia; Oesterheld. Rey de Reyes; Sin patrón. Fábricas y empresas recuperadas por sus trabajadores y El fin del periodismo y otras buenas noticias. Recibió el Premio Italia para jóvenes periodistas; el Premio Estímulo de TEA y fue becado por la fundación colombiana Nuevo Periodismo Iberoamericano, de Gabriel García Márquez. Entre 2001 y 2008 integró la cooperativa de trabajo lavaca, dedicada fundamentalmente a trabajar con los nuevos movimientos sociales.